El 80% de las depuradoras son explotadas por empresas privadas

Posted on 13 de Novembre de 2013 per

1


La Generalitat esperará a que acaben las concesiones para reprivatizar las estaciones. El Área Metroplitana, titular de las mayores estaciones, no cederá

Font: El Pais

La Generalitat tiene previsto pescar en las turbias aguas que sanean las depuradoras para obtener una nueva fuente de ingresos públicos. El Departamento de Presidencia se ha puesto manos a la obra para privatizar la gestión de estas instalaciones, con las que prevé obtener hasta 1.400 millones de euros. Sin embargo, la operación no es nada fácil: la gestión de las depuradoras depende de múltiples administraciones y la mayoría de ellas ya han cedido su explotación a empresas privadas. Según el registro de depuradoras que mensualmente actualiza la Agencia Catalana del Agua (ACA), en Cataluña hay 453 depuradoras. De estas, el 79,7% ya están concesionadas a empresas privadas, el 8,3% forma parte de consorcios de titularidad mixta, y solo el 12% siguen explotadas por las administraciones públicas. Las empresas que más depuradoras explotan son Aqualogy —filial de Agbar—, la unión de las empresas Rubatec y la constructora MJ Gruas, Acciona, y la Compañía General de Aguas de Cataluña.

El Ejecutivo catalán es consciente de la dificultad para hacer realidad sus intenciones. El plan, ideado cuando CiU volvió al Gobierno en 2011, es todavía embrionario porque la Generalitat debe estudiar cambios legislativos para otorgarse la titularidad de todas las operadoras. Además, debe esperar a que terminen las concesiones en vigor. Los contratos de las estaciones de saneamiento son, generalmente, cortos. Por ejemplo, el último paquete en abrirse a concurso, las 11 depuradoras de la comarca de La Selva, marca un plazo de dos años prorrogable anualmente hasta un máximo de seis.

A falta de mayor concreción, la Generalitat prevé concentrar las depuradoras existentes y las pendientes de construcción en 12 paquetes con mayor plazo de concesión para que así sean rentables para las empresas concesionarias y para que la Generalitat se pueda apuntar mayores ingresos con los que enjugar déficit.

El problema no es solo que la mayoría de estaciones ya estén privatizadas. La titularidad de las instalaciones ha provocado controversia entre las entidades municipalistas y la ACA. La Agencia defiende que, aunque haya cedido depuradoras, continúa siendo la propietaria de las infraestructuras, algo de lo que discrepan los entes municipales. “Alguna cosa tendremos que decir los ayuntamientos”, plantea Xavier Amor, alcalde de Pineda de Mar (Maresme) por el PSC y presidente de la Federación de Municipios de Cataluña. Amor lamenta que la Generalitat no haya informado al ente de sus planes —ha enviado una carta al director del ACA pidiendo información— y considera que será complicado llevarlos a cabo. Desde la Asociación de Municipios de Cataluña un portavoz reitera que antes de hablar de privatización se tendrá que abordar la titularidad de las estaciones.

El saneamiento de aguas residuales es una competencia municipal. Pero las depuradoras se construyen con fondos de múltiples orígenes. En el caso de la ACA, una vez construye las depuradoras, cede su titularidad a los municipios, que aceptan la gestión a cambio de que el ente regulador de los recursos hídricos ceda parte del canon del agua para poderlas hacer funcionar. La ACA prevé en 2014 desembolsar 155,8 millones de euros para las instalaciones de saneamiento.

La Agencia es administradora directa del 40% de depuradoras catalanas, todas ellas privatizadas. Los consistorios optan por ceder la competencia mayoritariamente a consejos comarcales o mancomunidades de municipios, que agrupan bajo su manto a varias depuradoras para optimizar sus recursos. “Querer descubrir la titularidad de las estaciones depuradoras es extremadamente complicado”, explican desde el Consorcio de la Costa Brava, que controla 19 depuradoras a través de una empresa mixta. Esa complicación, añaden, provoca que la ACA solo especifica qué administración es encargada de gestionar cada estación, y no su propietaria.

El Área Metropolitana de Barcelona tiene claro de quién son sus siete depuradoras: “Son de la AMB, excepto las dos más grandes, El Prat y Besòs, que son del Estado y las tenemos en cesión”, afirma Assumpta Escarp (PSC), vicepresidenta de Medio Ambiente del AMB. La entidad explota las depuradoras a través de una empresa de titularidad mixta, y no piensa ceder “en una cosa que han pagado las inversiones del Estado y la AMB”, defiende Escarp, que tilda el plan de la Generalitat de “hacer castillos en el aire”.

Diferente opinión suscita en las empresas públicas que explotan estaciones más pequeñas. Depuradores d’Osona es la entidad pública que más infraestructuras de saneamiento hace funcionar, 27 estaciones cuyo titular es el consejo comarcal. Joan Roca, su presidente, defiende la explotación pública: “Siempre hemos gestionado las depuradoras y nos gustaría seguir haciéndolo”, explica Roca, que sin embargo ve en la privatización una posible solución a los problemas económicos que arrastra la ACA. Roca se resigna a “acatar” lo que decida la Generalitat, igual que Frederic Ràfols, gerente de la Mancomunidad Penedés-Garraf, que gestiona 22 estaciones, algunas con recursos propios y otras con la explotación cedida: “Estamos tutelados por la ACA”, concluye.

La privatización es acogida con satisfacción por los Ayuntamientos que siguen explotando el saneamiento municipal en solitario. “Nos apuntamos los primeros”, apunta el alcalde de Celrà (Gironès), el independiente Gerard Fernández. El edil denuncia que la ACA paga tarde los gastos de la comunidad, por lo que el Ayuntamiento debe hacer frente a un coste que le es inasumible. Fernández ve en la privatización una solución a su problema.

Los números del saneamiento

  • Según los últimos datos de la ACA, en Cataluña hay 453 depuradoras. El 40% son del ACA, y el resto se los reparten entre municipios, mancomunidades y consejos comarcales. El Área Metropolitana gestiona siete, dos de ellas del Estado.
  • El 79,7% de estaciones las explotan empresas privadas. El 8,3% son consorcios de capital mixto, y el resto, el 12%, funcionan con empresas de capital público.
  • El número de depuradoras no ha parado de crecer en Cataluña: en 2008 había 340, por las 453 actuales.
  • La Generalitat prevé obtener 1.400 millones de euros por la privatización de todas las estaciones.
  • La ACA destinará en 2014 155,8 millones a saneamiento.
  • En 2012 se trataron 648 hectómetros cúbicos de agua en las depuradoras catalanas.
Advertisements
Posted in: Depuradores