Arias Cañete: «Las quince desalinizadoras son nuestro mayor problema»

Posted on 11 de febrer de 2014 per

1


La conexión Duero-Tajo no se ha descartado y se hace fuerza para que también se pueda comprar agua a los usuarios del Ebro

«Las quince desalinizadoras son nuestro mayor problema», dijo el ministro Arias Cañete, quien está buscando una solución para las fábricas de agua que se han construido en los últimos diez años con ayudas de la Unión Europea y que apenas tienen demanda. Tras la entrega de premios del Foro Nueva Murcia, Arias Cañete señaló a ‘La Verdad’ que quiere alcanzar lo antes posible un pacto que sirva de base al nuevo Plan Hidrológico Nacional (PHN), pero que falta por aprobar la planificación del Júcar y darle una solución definitiva al Trasvase Júcar-Vinalopó construido durante la etapa socialista y que está infrautilizado.

El ministro no desveló si se construirán nuevos acueductos. Se remitió a una serie de reuniones técnicas en varias confederaciones hidrográficas, entre ellas la del Duero. La conexión Duero-Tajo es una de las alternativas para redotar el Sistema Entrepeñas-Buendía, que no puede atender la totalidad de las demandas que tiene asignadas -las necesidades propias, el Trasvase, Ciudad Real y la Tablas de Daimiel- como se ha comprobado en los últimos 35 años. El Libro Blanco del Agua diseñó dos posibles conexiones entre el Duero y el Tajo.

Sobre el papel que pueden jugar las desalinizadoras en el futuro PHN, Arias Cañete comentó que se han convertido en «el principal problema» de su departamento. Muchas plantas fueron proyectadas en los tiempos de Felipe González y de José María Aznar. Su número y capacidad se incrementó en el periodo de Rodríguez Zapatero, en el cual se construyeron como alternativa al Trasvase del Ebro. Están repartidas por la costa mediterránea y se concentran en la Región de Murcia y la provincia de Alicante.

Claves del nuevo plan

El titular de Agricultura espera que el Plan Hidrológico quede perfilado antes de su posible marcha a Bruselas. Comentó que en ese caso su sustituto debería conocer con detalle los asuntos de agua.

La nueva planificación dependerá de que Arias Cañete se marche a la UE en abril (en la lista electoral) o en diciembre ( como nuevo comisario). La inquietud que existe en los regantes es que el PHN se quede a medias. Si se produce el relevo, prefieren que sea con alguien de dentro.

La idea del Ministerio es acometer una reforma ambiciosa del agua combinando todos recursos disponibles. Se propone impulsar un ente que unifique a varios organismos, el llamado ‘Adif del Agua’, que coordine la generación con la distribución y los abastecimientos. «Ahí entraría todo el movimiento del agua», según explicaron a este diario las fuentes consultadas. Este nuevo administrador se encargaría de rentabilizar las desalinizadoras que ahora están en manos de Acuamed. También podría aglutinar a la Mancomunidad de Canales del Taibilla y a otros organismos de distribución en alta.

Habrá más elementos en juego, como los bancos de agua. El Ministerio de Medio Ambiente quiere probar al eficacia de la compraventa de derechos con la nueva ley. El principal laboratorio es la cuenca del Segura, donde los regantes piensan comprar caudales en el Tajo y el Júcar para cubrir la elevada demanda de agua de este año. Si este mecanismo funciona con fluidez, no se descarta que se aplique en otras cuencas, como la del Ebro. Hay comunidades de regantes del Ebro que disponen de concesiones anuales superiores a los 1.000 hectómetros cúbicos y que podrían estar interesadas en vender de forma temporal los volúmenes que no vayan a consumir. En una primera fase esos caudales podrían llegar a Castellón y el norte de Valencia.

Font: La verdad.es

Anuncis
Posted in: Ebre