#aguaycorrupcion Un alto cargo de Trias adjudicó a su ex empresa [@agbar] un contrato de 10 millones

Posted on 7 de Març de 2014 per

2


Román Llagostera, gerente de Medi Ambient, fue nombrado en 2008 por Imma Mayol

Trabajó casi 14 años en la corporación que acabó gestionando las fuentes de BCN

Un alto cargo del Ayuntamiento de Barcelona participó en la adjudicación en 2010 de un contrato de casi 10 millones de euros a la empresa privada de gestión de aguas en la que trabajó hasta sólo dos años antes de entrar en la estructura municipal. Román Llagostera, actual gerente de Medi Ambient en el equipo de Xavier Trias y que fue contratado como cargo de confianza en febrero de 2008 por Imma Mayol (ICV), también compaginó durante cuatro meses plaza de apoderado de la misma empresa, SEARSA, con el cargo municipal de Director de Cicle de l’Aigua de Barcelona que ocupó hasta su ascenso en febrero de 2013.

A inicios de 2009, el Ayuntamiento puso en marcha un concurso público para adjudicar el contrato para la limpieza y conservación de las fuentes públicas y ornamentales de Barcelona para el periodo 2010-2014. Esto es, la gestión tanto de los surtidores de agua potable a pie de calle hasta la de estructuras como la Font Màgica de Montjuïc. Unas actividades que hasta ese momento estaban en manos de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). La nueva contrata fue dividida entonces en dos lotes por decisión del propio Llagostera, lo cual elevó el coste del concurso para las arcas públicas de los 14,4 millones iniciales hasta los 17,9 millones.

Entre las cinco ofertas que se presentaron al concurso estaba la de SEARSA -empresa del GrupoAgbar y la cual concurrió en una Unión Temporal de Empresas (UTE) junto a otras dos corporaciones- bajo otro nombre: Aquagest. El cambio de denominación fue adoptado en diciembre de 2008, poco antes de que comenzara a elaborarse la licitación del concurso. Llagostera, no obstante, no se abstuvo de participar activamente en la adjudicación del contrato millonario pese a su relación profesional con una de las empresas aspirantes, cuyo asiento como apoderado no abandonó hasta mayo de 2008. El posible conflicto de intereses fue denunciado al Consistorio por funcionarios de carrera que también debían valorar las candidaturas. Finalmente, el concurso acabó en su mayor parte licitada en favor de la UTE en la que participaba la ex empresa de Llagostera -hasta los 9,57 millones de euros-, y el resto -más de 6,67 millones- recayeron de nuevo en la constructora FCC.

Román Llagostera estuvo ligado a SEARSA casi 14 años durante los que ocupó diversos cargos, desde analista hasta miembro del consejo de dirección y, finalmente, apoderado, según la información distribuida por el propio Ayuntamiento.

Font: El Mundo

Anuncis
Posted in: General