Cañete resucita el trasvase del Ródano a Barcelona

Posted on 24 d'Abril de 2014 per

0


La Generalitat espera concreciones a la propuesta, después de que el ministro haya planteado el proyecto a dos consellers

El trasvase del Ródano al área de Barcelona ha resucitado. Y quien lo ha rescatado del olvido ha sido Miguel Arias Cañete, el ministro de Agricultura y Medio Ambiente. Cañete plantea esta opción para saldar los déficits estructurales de agua en la región de Barcelona. El Govern de la Generalitat confirma que el ministerio estudia un posible trasvase del Ródano a la región de Barcelona y se muestra a la espera de que el ministro concrete su oferta con estudios más detallados.

Cañete ha desempolvado un proyecto (el acueducto del Ródano a Barcelona) al que se aferró el gobierno convergente hace 12 años. Entonces, CiU vio en esta solución la alternativa al derogado trasvase del Ebro como fórmula para atajar de una vez por todas las cíclicas carencias de agua en la región de Barcelona que han amenazado con provocar cortes de suministro.

El conseller de Territori, Santi Vila, ha llegado a afirmar que había visto “dibujos sobre el proyecto”, aunque el Gobierno catalán no conoce con detalle los estudios llevados a cabo por el ministerio en la época más reciente.

La posibilidad del trasvase del Ródano a Barcelona fue sondeada por Arias Cañete en dos entrevistas con sus homólogos catalanes. Primero, la planteó al entonces conseller de Territori, Lluís Recoder, y la volvió a poner sobre la mesa posteriormente al nuevo conseller Santi Vila. En ambas ocasiones, los consellers acogieron favorablemente esta idea, entre otras razones porque este trasvase está recogido en el programa electoral de CiU. No obstante, si se abordase esta cuestión, deberían actualizarse las previsiones sobre los déficits de agua en las cuencas catalanas. En los últimos años ha entrado en servicio en Barcelona la planta desalinizadora de El Prat y han mejorado las interconexiones de redes de abastecimiento, por lo que el déficit hídrico previsto para el 2015 es ahora inferior, aunque no se ha enjugado.

La construcción del acueducto requeriría un acuerdo internacional con Francia y llevar este asunto a las reuniones bilaterales con el vecino país, aunque el mero hecho de que París aceptara incluirlo en el orden del día ya sería un indicio de la receptividad a esta propuesta. Esta es la primera vez que la Administración central ve con buenos ojos un posible trasvase del Ródano, ya que ni los gobiernos socialistas ni del PP se habían avenido a tratar esta propuesta. Paradójicamente, este asunto marca ahora un punto de sintonía entre el Ejecutivo del PP y el Gobierno autonómico. Ambas partes han emprendido una etapa de diálogo tras el rechazo de Executiu al plan hidrológico del Ebro por su impacto sobre el Delta, lo que ha dado lugar a un grupo de trabajo para revisarlo en el 2015.

Pieza complementaria en la gestión del agua

El trasvase del Ródano podría ser una pieza clave para encajar el puzzle de los diferentes planes de cuenca que ultima el Gobierno central ante la exigencia de la UE. Una vez concluida la redacción de estos planes, la Administración central debe determinar las cuencas con déficit y superávit hasta disponer de un balance en el que puede ser clave el Ródano.

Fuentes del Govern recuerdan, sin embargo, que cuando se planteó el trasvase hace años, se preveía llevarlo al menos hasta Tarragona con un caudal suficiente para a rentabilizar las inversiones necesarias y repartir costos. El ministerio se niega ahora a dar detalles en un momento en que la preocupación del ministro se centra en intentar aclarar su destino político, ya que puede ser designado candidato a encabezar las listas a las elecciones europeas por el PP.

Los sectores empresariales se muestran interesados en la propuesta, ante las posibles inversiones, aunque la financiación está por concretar.

Los déficit de agua en la región de Barcelona

La Agència Catalana de l’Aigua estima que la región central de Barcelona, servida por los embalses del Ter y del Llobregat, tiene un déficit de agua de unos 68 hm3 al año en el horizonte de 2015. Esto supone una notable mejora respecto a situaciones recientes, debido a que las obras hidráulicas emprendidas los ultimos años (desalinizadora, pozos, reutilización y ahorro…) han incrementado la garantía de suministro y han permitido reducir los déficits.

Éstos, incluso, llegaron a cifrarse en 176 hm3 al año (año 2010) para el 2015, según recogía el Pla de Gestió de la Conca Fluvial de Catalunya, que recogía la planificación existente. Para el conjunto de las cuencas internas de Catalunya, el déficit se estima en poco más de 100 hm3 al año (106 hm3 exactamente), puesto que a los 68 hm3 de la región de Barcelona se deben sumar los 26 hm3 del Muga y los 12 hm3 del sistema Sud, en Tarragona).

¿Hay suficiente déficit para justificar un trasvase? Los expertos que en la época de tripartito analizaron un posible trasvase del Ródano llegaron a la conclusión de que esta obra, para ser viable económica y financieramente, requería una transferencia mínima de 6 m3/s, es decir 180 hm3 al año.

Transferir menos de 6 m3/s es inviable (y ena línea similar si expresó una informe de la Fundació Catalunya Oberta). Un déficit de 68 hm3 en el sistema Ter-Llobregat equivale a un caudal continuo de poco más de 2 m3/s y un déficit de 100 hm3 equivale a un caudal de 3,3 m3/s.

Font: La Vanguardia

 

Advertisements
Posted in: Roina